Sunday, October 17, 2010

Tarde de Sábado en Alhaurín de la Torre.

Muy cerca de casa existe este lugar, hace unos 20 años que lo visité por primera vez, solía y suelo hacer ejercicio por aquí disfrutando de largos paseos que apaciguan mi espíritu.

A lo largo de este camino, se sucedieron algunos de los mejores momentos de mi vida: amistades, retos, acampadas, descubrimiento, superación, iniciación.

Un buen momento para reflexionar sobre lo insignificantes que somos y la grandeza de las cosas que nos rodea, nos movemos como pequeños insectos de forma automática; los tiempos pasan y algunas cosas siguen en su misma ubicación.

Un alto en el camino y una vieja fuente con su propio ecosistema, recuerdo la primera vez que bebí de ella, mi primera mochila……..

Poco a poco y de manera continua, el agua de lluvia es filtrada por la montaña y las aguas vuelven a su cauce.

Todo un mapa tridimensional me muestra las diferentes etapas de mi vida y las diferentes zonas que visité.

El rio Guadalhorce y el Guadalmedina, fueron trayendo a lo largo de miles de años la tierra sobre la que hoy se sitúa la provincia de Málaga, zonas de cultivo y casas, se van sucediendo poco antes de llegar a la gran urbe..

Por fin el mar, un gigantesco lago de agua salada que va uniendo diferentes culturas a través de sus diferentes puertos, puerta del sustento y riqueza de la ciudad.

Cientos de imágenes de campistas, pululaban por esta zona hace ya bastantes años, hoy la zona esta protegida, fauna y transeúntes, compartimos estos parajes con cierta armonía.

El espiritu del General Torrijos, recorre cada cierto tiempo esta sierra; de la montaña a Alhaurín de la Torre, lugar donde no pudo entrar, de allí a Torre Alquería, donde le esperaba una trampa; ya capturado, a la ciudad de Málaga, ciudad que pretendía liberar; finalmente la playa y la muerte. El espíritu libertador de 1812, tristemente se deshizo como un castillo de arena lamido por la marea. Es el momento de volver a casa.

No comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...